Así se resolvió ayer luego de una reunión mantenida entre los trabajadores, la empresa y autoridades provinciales. La mediación se llevó a cabo al mediodía en la secretaría de Trabajo de Neuquén. Luego , el abogado de los despedidos, Mariano Pedrero, dio lectura al acta ante los operarios.

Tras un conflicto que duró 11 días, la empresa abrió una mesa de diálogo para que los trabajadores opten entre volver a la empresa, tercerizarse en el reparto de agua o recibir una indemnización y retirarse de la empresa. “Haremos una asamblea hoy y los muchachos que vean la posibilidad de irse, que se vean cansados o que crean que esto los ha superado, pueden irse, la voluntad de la empresa está para eso”, dijo uno de los empleados luego de conocer la noticia.