El vicegobernador Alberto Weretilneck, a cargo del Poder Ejecutivo, aseguró esta tarde que “no vamos a volver atrás, en nada de lo que Carlos nos había dicho”: destacó que el fallecido gobernador “nos dejó todas las herramientas que necesitamos para sacar a Río Negro adelante”; y señaló que “no hay retroceso de la ley de emergencia económica y la reestructuración del Estado”. (agencia ADN)

Además, Weretilneck advirtió que en algunas decisiones será más duro que Soria y reveló que “sé a quienes él quería ver presos” por hechos de corrupción.Weretilneck habló ante una nutrida concurrencia de representantes del Frente para la Victoria, unas cuatro antes que asuma cono gobernador de Río Negro. Lo que sigue son algunas de las expresiones de Weretilneck. “Hoy, de acompañante tengo que pasar a conductor y como él lo decía yo no puedo solo, si él no podía solo, imagínense lo que es para mí”. “No vamos a volver atrás, en nada de lo que Carlos nos había dicho y contado a cada uno y quiero decir claramente este gobierno fue, es y será del Partido Justicialista”.

“Sé las cosas que a él lo sulfuraban y en quienes confiaba y no confiaba”.

“Nos dejó todas las herramientas que necesitamos para sacar a Río Negro adelante, nos dejó las leyes más importantes, nos dejó –junto con Miguel (Pichetto)- los grandes acuerdos nacionales para sacar a Río Negro adelante”.

“Podré tener diferencias de estilo con Carlos, siempre nos decían qué buena fórmula que hacen, vos sos más moderado, más sereno, fijate…”.

“No hay un solo paso de retroceso en las políticas públicas que nuestro gobernador nos dejó el 25 de setiembre y el 10 de diciembre”.

“No hay retroceso en la ley de emergencia económica, en la reestructuración del Estado, no hay retroceso en la reestructuración del funcionamiento del personal de la administración pública, no hay retroceso en la causa contra la corrupción, sé a quienes él quería ver presos”

“Sé el Poder Judicial que quería y vamos a ese Poder Judicial, sé que lo quería del plan productivo provincial, de la integración, de los municipios y con los humildes y trabajadores”.

“No hay dudas, que nadie se confunda, que yo hable despacio, que no enoje mucho no significa que no comparta con él las cosas que él había llevado adelante”.

“A nadie le extrañe si en algunas decisiones voy a ser más duro de lo que él pensaba hacer”. (ADN)