El fiscal  Miguel Fernández Jahde, que investiga la muerte del  gobernador Carlos Soria, quién falleció victima de un disparo en su  chacra de General Roca, confirmó que fue un “homicidio” y descartó  la hipótesis de suicidio.