La Jefatura de Policía de Río Negro confirmó ayer el pase a disponibilidad del jefe de la Regional II de General Roca, comisario inspector Felipe Omar Azanza, y en su lugar la designación del comisario mayor Juan Martínez. Habría denuncias judiciales por presunto descontrol  en adicionales de servicios.

El  comando superior de la fuerza de seguridad indicó que el cambio se fundamenta en “la obligación de proveer a la organización de la institución el control de los servicios, asignado destino a los empleados en cumplimiento de las tareas de redistribución del personal de oficiales superiores”.

Según se informó, existirían denuncias judiciales del personal policial por adicionales de servicio y no cumplir con las misiones y funciones que tiene un jefe de Unidad Regional. Las supuestas irregularidades determinaron que se efectivice el reemplazo del titular de Unidad Regional II que “deberá dar las explicaciones de cada uno de los hechos denunciados como también ser parte de la investigación interna iniciada en estas últimas horas”.El comando Superior de la Policía rionegrina estableció y puso en conocimiento de los jefes de Unidades Regionales que se supervisa cada una de las actuaciones y desempeño en las funciones dispuestas y “aquellas que no se ajusten a los parámetros establecidos por el Jefe de Policía y los integrantes de la Plana Mayor serán analizadas y se producirán los cambios que la situación amerite”.

Fuente. agencia ADN y Jefatura de policia