Los departamentos de Pastoral Social del Alto Valle, Viedma y Bariloche manifestaron su preocupación por la posible derogación de la ley 398. Las organizaciones advirtieron que “la megaminería a cielo abierto no solucionará el problema del desempleo en la Línea Sur”. La ley que el Ejecutivo provincial propone derogar prohíbe la utilización de cianuro y mercurio en el proceso de extracción, explotación e industrialización de minerales metalíferos.

El rechazo se basó en el grave daño a la biodiversidad provocado por las compañías mineras en países pobres o en vías de desarrollo y el uso indiscriminado de “millones de litros de agua” un bien escaso en la Línea Sur.