David Carrasco, policía  detenido por la muerte del adolescente Nicolás Scorolli ,declaró que no tuvo intenciones de matar.El forcejeo se habría producido cuando se detuvo al joven que robo un automóvil, junto a cuatro personas y tras una persecución, fue detenido por la policía. La jueza Sonia Martín, quien investiga el caso, le imputó “haber disparado contra el menor generándole la lesión que le produjo la muerte”.

Carrasco relató que el adolescente se alcanzó a bajar y fue en ese momento cuando se inició un forcejeo “como disputándose el arma de fuego”, que estaba cargada. Según el relato del abogado Lucero, después de que se produce el disparo letal la víctima cae en el asiento del auto y los efectivos piden una ambulancia.