“No necesitamos un cuerpo de matones profesionales, necesitamos policías profesionales, gente de pueblo que comprenda las angustias y las ansiedades de quien no tiene trabajo, de quien tiene una familia desintegrada, un familiar con una adicción”.  Las declaraciones fueron realizadas  por el gobernador Carlos Soria en el marco de la promoción de policias en Cipolleti.La actuación del grupo de choque ha sido cuestinada en varias oportunidades, en la última, en el Valle Medio, donde trabajadores del norte argentino los sindicaron como responsables de varias golpizas. Por este hecho, junto a otros ya difundidos, el Observatorio de Derechos Humanos pidió la disolución del grupo policial.