Después de las una de la mañana del domingo  se desató un tormenta eléctrica  y granizo que duró cerca de 10 minutos. El granizó si bien, no fue de gran tamaño, golpeaba con fuerza a raíz del  viento que se produjo. Hasta el momento no  hay estimaciones sobre el efecto que tuvo el fenómeno climático en las frutas de carozo y pepita.