La medida se concretó hoy por la mañana en la  entrada de la empresa, sobre la ruta 22 a la altura de Guerrico, e impediden el ingreso y egreso. La semana pasada la empresa de capitales holandeses decidió despedir a 180 trabajadores pero el Sindicato de la Fruta les pidio a los obreros no recibir la indemnizaciones y exigir la re incorporación.