La empresa frutícola Salentein Fruit despidió a 212 trabajadores del empaque.
Del total de damnificados, 180 pertenecen a la planta ubicada en la localidad de Guerrico y los 32 restantes trabajan en Chimpay.
La compañía desembolsaría alrededor de 1.600.000 pesos para abonar las indemnizaciones. Sin embargo, el titular del Sindicato de la Fruta de Río Negro y Neuquén, Rubén López, adelantó que ya acordaron con los trabajadores que no acepten el pago porque desde el gremio se exigirá que sean reincorporados.

Fuente: la Mañana Neuquén