El establecimiento educativo lleva casi 40 días sin dictar clases tras la protesta de padres y madres por las condiciones edilicias y la posterior intervención del Consejo de Educación para realizar reparaciones. Por ahora y si existe un compromiso de las autoridaes, los chicos podrìan tener clases en forma rotativa.

A pesar de los trabajos realizados, las autoridades educativas del colegio no tienen ninguna documentación que avale la habilitación del establecimiento para el dictado de clases. Ante la situación los padres pidieron la re ubicación de sus hijos en otros centros educativos y anticiparon que impedirán el inicio del ciclo lectivo 2012 si no tiene seguridad para sus hijos e hijas.

Los padres afirmaron mediante un comunicado de prensa que “dejamos en claro que esta decisión fue tomada dado los cortos plazos que quedan en el presente ciclo lectivo, pero que aún nos encontramos movilizados y de continuar la inacción en relación a las refacciones, no permitiremos el inicio del ciclo 2012, por tal motivo dejamos de manifiesto la necesidad de reubicación y traslado de los niños/as para el próximo año”.