El empresario Fabio Regliner manifestó que desde la empresa Camuzzi aprobaron todos los documentos y planos que se entregaron hoy.

El llamado LUP, que es una reserva de gas que se construirá al norte de Cervantes, permitirá inyectar mayor presión de gas al gasoducto. Esto significa que el fluido llegará a los más de 700 viviendas entregados por el IPPV. Regliner aseguró que la obra se llevará a cabo en el plazo de 15 a 40 días.

Foto: canal 10