El represor de la Armada, Alfredo Astiz, dirá sus últimas palabras en el tramo final del proceso oral por delitos de lesa humanidad cometidos en la ex ESMA.

Ante los jueces ya hablaron los represores Capdevilla, Adolfo Miguel Donda y Julio Coronel mientras que otro acusado, un ex jefe de la Escuela de Mecánica de la Armada, Jorge Rádice, se negó a hacer uso de su derecho antes del veredicto que podría dictarse en aproximadamente una semana.

Hoy será el turno de Astiz, juzgado entre otros casos por el secuestro y desaparición de las monjas francesas Alice Domon y Leonie Duquet, y de la fundadora de Madres de Plaza de Mayo, Azucena Villaflor, como parte del grupo de la Iglesia de la Santa Cruz en el que se infiltró haciéndose pasar por hermano de un desaparecido.