A pocos minutos de comenzar el movimiento comercial, administrativo y de traslado a las escuelas, la mayoría de las estaciones de servicio de Roca no tenían combustible.

Las estaciones, en función de lo habitual de la situación hay optado por diferentes estrategias para comunicar la situación como  poner conos, barreras, colgar las mangueras o anudar bolsas de colores en los surtidores.

Si bien el panorama ha sido habitual en los últimos meses, se agravo en vísperas de el fin de semana largo.