Martín Venegas, uno de los padres,  confirmó que presentaron un recurso de amparo para exigir a las autoridades educativas la refacción del establecimiento educativo.

76 niños y niñas no tiene clases desde hace un mes tras el incendio que destruyó parte de las instalaciones. Las autoridades educativas habían anticipado que las reparaciones llevarían varios días por la intervención del seguro y los ingenieros del organismo público.