Los directivos de la escuela secundaria se encontraron hoy por la mañana con los vidrios rotos del Salòn de Usos Mùltiples. 

“Lo llamativo es que nadie vio nada” dijo uno de las porteras que guardo tres piedras de medio kilo de peso cada una con las que fueron rotos los vidrios.

Esta es la tercera vez que el colegio ubicado sobre calle La Plata sufre la rotura de vidrios en lo que va del año.