Hoy nuevamente se puede ver restos de cenizas volcánicas sobre todo el Alto Valle  con las consecuencias sobre la vista y vías respiratorias.

El fenómeno se incrementó hace unos días ya que el fin de semana el volcán chileno Puyehue volvió a realizar una erupción de gran magnitud que provocó una lluvia de piedras en las zonas aledañas. La situación es de mayor gravedad en la Línea Sur de Río Negro a raíz de la mortandad de animales desde que se inicio el proceso natural.